Beneficios de ser friki

¡Feliz día del orgullo friki! ¡Sí, sí! ¡Existe! 

Hoy es el día del orgullo friki, y nos parece una ocasión genial para hablar de las aficiones y de los frikismos. 

Antes de nada, ¿qué significa el término “friki”? Para todas aquellas personas que no estén familiarizadas con este término, de forma literal significaría “extraño” o “raro”; pero se usa normalmente para hablar de alguien que tiene una afición muy intensa, y quizá no muy típica. Por ejemplo, las personas que son aficionadas a alguna saga o estilo (Star Wars, Harry Potter, One Piece, música no-comercial, seguir un equipo de futbol…) o a alguna actividad (un deporte, manualidades, jugar a un videojuego, restauración de muebles…) 

Hace unos años, el concepto de “friki” era usado de forma peyorativa, es decir, se decía como un desprecio. A día de hoy, afortunadamente, todo el mundo es consciente de que le encanta algo, ¡y lo vive con orgullo! 

 

Así pues, ¿qué beneficios nos puede aportar tener una afición? ¡Pues un montón! 

  • Mejora de tu vida social: Si eres friki de algo… ¡eres más interesante! Tienes más tema de conversación, de forma que seguro que puede ser súper divertido charlar contigo. Además, seguramente encuentres a otras personas que comparten tu afición, ¡y haces nuevas amistades! 
  • Fomenta la empatía y la paciencia: cuando nos encanta un tema y podemos charlar de ese durante horas, nos damos cuenta que ¡a otras personas les puede flipar también otra cosa! De forma que podemos ser más amables y tolerantes, y mostrarnos más pacientes cuando alguien entra en su discurso. 
  • Disminuye el estrés: nuestras aficiones son también un recurso dónde podemos relajarnos y desconectar de nuestro día a día. Además, cómo nos encanta, lo realizamos de una forma continuada, de forma que favorecemos a que nuestros niveles de estrés disminuyan. 
  • Aumenta nuestra conexión con el presente: ¿te has dado cuenta que, cuando estás inmersa o inmerso en tu afición, el tiempo pasa volando? No estás en tus mil y una cábalas vitales, sino que conectas con el aquí y el ahora. ¡Es una forma informal de meditar! 
  • Previene de ciertas enfermedades: ¿Sabías que el estrés está muy relacionado con las enfermedades? Cuando pasamos episodios largos de muchos nervios, nuestro sistema inmunitario se ve comprometido, y acaba debilitándose. Si podemos ofrecernos pausas para relajarnos, le damos un espacio dónde recuperarse. ¡Evitamos caer enfermas o enfermos! 
  • Promueve el desarrollo de la creatividad: con los hobbies, inevitablemente realizamos nuevas conexiones neuronales, las cuales nos ayudarán a fomentar el “pensar fuera de la caja”, es decir, a encontrar soluciones más creativas en cuanto a la actividad que realizamos. Y esta habilidad se puede extender a cualquier situación de tu día a día. 
  • Estimula tu cerebro: si tienes una afición, aprendes cosas nuevas y te estimulas. Esto es magnífico, porque un cerebro activo tiene menos riesgos a padecer ciertas enfermedades, mejora la atención y la memoria. 
  • Mejora del estado de ánimo: las aficiones nos gustan, ¡claro está! Cuando estás realizando u hablando de un tema que te motiva, generas endorfinas, ¡de forma que estás de mejor humor! 
  • Aumento de la autoestima: estás dedicando un rato para ti misma/o, de forma que ya de por sí, es un tipo de autocuidado. Por otro lado, mientras practicas tu hobby, puede que logres objetivos o metas, lo cual sienta fenomenal, ¡y eso sin duda va a aumentar tu autoestima! 

 

Así que te animamos a que seas friki, ¡de lo que sea! Disfruta de tu afición o frikismo, ¡todo son ventajas! 

 

¡Esperamos que hayas disfrutado de este artículo, y te esperamos la semana que viene! 

 

El Equipo de Somni Psicologia 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *