Carta al 2021

Se acaba el año y con él dejamos atrás 365 días llenos de momentos y experiencias vividas. 
 
Fin de año suele ser siempre un momento nostálgico, de recordar el camino hecho, de repasar todo aquello vivido, de valorar y poner en una balanza las decisiones que hemos tomado y donde nos han llevado. 
 
Pero también es un momento de oportunidad; de oportunidad de extraeaprendizajes de aquellas cosas que quizás no han ido tan bien, o de valorar nuestras capacidades sobre cómo hemos hecho frente a situaciones o problemas que han aparecido. 
 
Y es que muchas veces, todo lo que vamos viviendo a lo largo del añopasa desapercibido bajo el ritmo frenético de nuestro día a díasin tener un momento para parar y darnos cuenta de lo que está pasando. 
 
Aunque nos parezca que no, muchas veces los niños y niñas también viven dentro de este ritmo acelerado que llevamos los adultos: escuelaextraescolaresactividades el fin de semana 
 
Es por eso que hoy hemos decidido traeros una dinámica para despedir el año de una manera consciente y conectada con nuestras emociones. Y, a pesar de que esta dinámica en este caso la encaramos hacia los niños y niñas, os invitamos también a realizarla con ellos y ellas. 
 
El ejercicio que os queremos proponer hoy se trata de ayudar y acompañar a los niños y niñas, a escribir una carta de despedida del 2021, dirigiendo la carta al mismo año que dejamos atrás, como si fuera una persona. 
 
¿qué escribiremos en esta carta? Pues repasaremos juntos/as todo lo que hemos vivido a lo largo de este añoMomentos o anécdotas graciosasrecuerdos o experiencias que hemos creado y que nos han quedado en la memoriagente que hemos conocidoconflictos o problemas que han aparecido… ¡todo el que podamos recordar o se nos ocurra! 
 
Mientras escribimos la carta con ellos/as, es importante nuestro acompañamiento, sobre todo a escala emocional. A través de comentarios o preguntaspodemos ir preguntando y extrayendo como se sintió el niño o niña en aquel momento, o si hubo algún conflicto o problema, qué se hizo para solucionarlo… Por ejemplo: «Ostras¡aquel día te enfadaste mucho porque se te rompió el juguetePero al final como que nos calmamosencontramos una solución y lo pudimos arreglar«, o bien¡Qué divertido fue tu cumpleañosVinieron muchos niños y niñas e hicimos muchas cosas, ¿recuerdas cómo te sentiste?«. 
 
Mediante nuestras preguntas y comentariospodemos ir introduciendo toda esta parte emocional en la dinámica, para hacerla mucho más enriquecedora para ellas y ellos, y extraer sentimientosmomentos y aprendizajes que quizás habían quedado olvidados. 
 
Esperamos que os haya gustado la dinámica y que la pongáis en práctica con vuestros niños y niñas¡o con vosotros mismos! 
 
¡Os deseamos un feliz año nuevo! 
 
El Equipo de Somni Psicologia 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *