La importancia de expresar

Muchas veces consideramos que expresar de manera explícita nuestras necesidades es exigirle o imponerle a alguien que las cubra, con lo que podemos concebirlo como estar siendo egoísta. Por ello, a veces no queremos expresar nuestras necesidades; por la posible interpretación que los demás puedan hacer. Muchas veces la gente se justifica de la no expresión de sus propias necesidades diciendo: “Si me quisiera tanto y le importará tanto hubiera hecho X”. La pregunta que nos hacemos aquí es: ¿alguna vez le has expresado esta necesidad de manera directa? La respuesta más habitual que nos encontramos es que no hace falta expresarlo, que es lógico y que la persona debería saberlo ya que se conocen de hace tiempo.  

 
Nuestra cultura a veces nos impone ser “fuertes” y no mostrarnos vulnerables ante situaciones que nos generan malestar. Sabemos que manifestar las necesidades en el presente nos puede ayudar a anticiparnos a tener sentimientos negativos en el futuro, pero el mero hecho a exponernos ante los demás y que puedan criticarlo o no compartir la necesidad propia, lo evitamos.  

 

Hay personas que dicen que no tienen necesidades o que nunca se han hecho la pregunta, pero una vez reflexionamos todxs tenemos necesidades y aunque no podemos responsabilizar a nadie para que las cumpla, es necesario poder expresarlas y que la otra persona las tenga en cuenta, desde el respeto. Expresar nuestras necesidades no incluye exigir a nadie que las cubra, pero sí que la otra persona pueda exponer si va a poder o va a querer cubrirlas, o no lo va a hacer. Es respetable que no las quiera cubrir, pero entonces aquí la persona que ha expuesto sus necesidades decidirá si le compensa compartir la relación (amistad o pareja) o si las necesidades y valores son tan contrarios que prefiere no priorizarla.  

 
En ocasiones la gente cuando esta triste o enfadada con alguien, suele incluir en su discurso argumentos del tipo “yo lo hice todo para que él/ella estuviera a gusto”. Entonces, nos preguntamos, ¿tú le expusiste lo que tu necesitabas? Una forma de autocuidarse es expresando las necesidades de forma asertiva, directa y explícita, para poder saber qué opina la persona que tienes delante, si compartís pensamientos o si pensáis de una manera muy distinta. Como ya sabrás, lo que para unx es lógico para otrx puede no serlo, por eso es importante compartirlo. 

 

A veces reflexionar y hacer la práctica de pensar en nuestras necesidades nos lleva a ser más conscientes de qué cosas nos pueden molestar o doler de las relaciones sociales o románticas. ¡Recordad! Expresar nuestras necesidades es abrirnos a que lxs demás nos conozcan. No se trata de ser egoísta o esperar a que se cumplan, se trata de comunicación y autocuidado. 

 

¡Te esperamos el miércoles que viene! 

 

El Equipo de Somni Psicologia 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *