¿Por qué es importante trabajar la autoestima en la infancia?

La autoestima es la consideración que cada individuo hace sobre su propia persona, es decir, nos revela si la persona está conforme con su propia manera de ser, o bien si tiene algún sentimiento o pensamiento negativo hacia él o ella misma. 
 
El nivel de nuestra autoestima, no solo influye en nuestra manera de pensar y actuar, sino que también es esencial por un funcionamiento óptimo a diferentes niveles: social, cognitivo, emocional…, así como para nuestra realización personal. 
 
Al contrario de lo que se suele pensar, la autoestima no es un concepto específico de la edad adulta, puesto que su desarrollo se inicia en edades muy tempranas, considerándose un elemento básico en la construcción de la personalidad de los niños y niñas. 
 
La Sociedad de Psiquiatría Infantil de la Asociación Española de Pediatría, asegura que los niños y niñas con una autoestima adecuada se sienten más seguros/as de ellos/as mismos/as, tienen más amigos y pueden discernir con mayor facilidad lo que hacen bien y el que hacen mal. 
 
Pero, ¿cómo conforman los niños y niñas su autoestima? Podríamos decir que la autoestima infantil se empieza a conformar raíz de las relaciones que el niño o niña establece con su círculo más próximo y de confianza: padres y madres, hermanos/se, profesores/se, compañeros y compañeras de clase, etc. 
 
Los niños y niñas, sobre todo en la primera infancia, todavía no tienen una conciencia razonada sobre el valor que sienten sobre ellos/as mismos/as. Aun así, son capaces de sentirse seguros/as, aprender sin miedos y desarrollarse adecuadamente respecto a los niños y niñas de su edad. Poco a poco, a medida que va creciendo, los niños y niñas toman conciencia de este valor de manera más consciente. 
 
La autoestima en la infancia, se expresa a través de los sentimientos y emociones que el niño o la niña muestra, y estos dependen en gran medida de su autoimagen y de su percepción de autoeficacia. Así pues, dependiendo del nivel de autoestima que el niño o niña posea, adquirirá un mejor o peor desarrollo en el aprendizaje, las relacionas sociales, la autonomía… Si el niño/a confía en sus capacidades y habilidades, lo más natural es que desarrolle una autoestima alta, sintiéndose seguro de él/ella mismo/a y valioso/a, mientras que, si el niño/a tiene una mala percepción de sus habilidades, consolidará ciertos sentimientos negativos hacia él/ella mismo/a, que le harán tener una baja autoestima, provocándole sentimientos de desconfianza en sí mismo/a, sintiéndose inseguro/a e inferior al resto. 
 
Como padres y madres, es imposible que consigamos proteger a nuestros hijos e hijas de todas las situaciones que irán apareciendo a lo largo de toda su vida, pero dando herramientas y fomentando una óptima autoestima, podemos ayudarlos a ser autosuficientes y poder tomar sus propias decisiones, a valorarse a ellos mismos, sus capacidades y su valor. 
 
Esperamos que esta información os haya resultado útil e interesante y os haya hecho reflexionar sobre la importancia de la autoestima para vuestros niños y niñas. 

EL equipo de Somni Psicologia 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *