Tips para la vuelta al cole para niños y niñas con TEA

Las vacaciones llegan poco a poco a su fin y la vuelta a la rutina cada vez se encuentra más cerca. Para los y las adultas, el final del verano implica la vuelta al trabajo; para los niños y niñas, la vuelta a la escuela.  

Para los y las peques, la vuelta a la escuela implica un gran cambio en sus rutinas, que llevan meses siendo muy diferentes, pero para los niños y niñas con TEA estos cambios pueden suponer un reto aún mayor. Nuevos horarios, reencontrarse con antiguos/as compañeros y compañeras, separarse de la familia, conocer a nuevos/as maestros y maestras, nervios por situaciones nuevas que puedan aparecer y no controlan, etc.  

A pesar de que los niveles de tolerancia, los de flexibilidad a los cambios, y los de situaciones que no controlan, pueden ser muy distintos dentro del espectro, en general los niños y niñas con TEA suelen presentar niveles más bajos respecto a los niños y niñas neurotípicos, y todas estas situaciones pueden generar en ellos muchos nervios y mucha ansiedad anticipatoria.  

Por todo esto, es muy importante utilizar con ellos y ellas la herramienta de la anticipación. La anticipación nos permite darles a los niños y niñas con TEA mayor seguridad y control ante todo aquello a lo que se van a enfrentar y que sienten que se escapa de su control.  

A continuación, os dejamos algunos tips y consejos para la vuelta al cole que pueden ayudar a vuestros niños y niñas con TEA: 

  • Anticipar el final de las vacaciones, explicarles que pronto se terminarán y que habrá que volver a la escuela.  
     
  • Recordar juntos a los compañeros que seguirán con él o ella este año. Si tenemos algún álbum de fotos del curso pasado, podemos repasar los nombres y contar cosas que vivieron juntos/as el curso anterior.  
     
  • Anticipar en caso de que ya sepamos que hay un cambio de tutor o tutora. Explicar bien que esa persona ya no estará, pero habrá otra, etc. Si sabemos su nombre, podemos anticiparlo para que le resulte familiar.  
     
  • Recordar y repasar juntos/as los diferentes espacios de la escuela. Lo ideal, en casos de TEA más severo o casos de más ansiedad, sería poder ir a la escuela unos días antes para anticipar y recordar los espacios in situ. Si eso no es posible, podemos crear juntos mapas y dibujos de los diferentes espacios, anticipar recorridos para ir a los diferentes lugares, etc. 
      
  • Recordar las normas básicas de la escuela y de clase; qué nos está permitido hacer y qué no, qué tenemos que hacer al llegar a clase, qué podemos hacer en los diferentes espacios, etc.  
     
  • Ir volviendo a la rutina escolar poco a poco, adaptando gradualmente los horarios de sueño, de baño, etc. 
     
  • Crear un calendario de los días que faltan para la vuelta a la escuela, para que el niño o la niña pueda ubicarse a nivel temporal y anticipar ese día.  
     
  • Preparar posibles conversaciones que pueden surgir con los compañeros y compañeras, y ayudar al niño y/o niña a tener estrategias para poder mantenerlas.  

 
¡Esperamos que os hayan resultado útiles estos consejos y que la vuelta al cole de vuestros niños y niñas sea la mejor posible! 

 El Equipo de Somni Psicologia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *